Un soplo a pleno pulmón

Soda nace boca abajo, con un soplo. Pesa 20 kilos y es soplado, extraído y trabajado por tres maestros vidrieros. El resultado es un único volumen de vidrio en el que tres grandes pétalos hacen de pie. En Soda la materia vibra: la envoltura dura y martillada fragmenta la transparencia y le da una estética primitiva. Es el valor artístico trasladado al producto industrial.

 

Dimensions

Structure Finishing

Amber Blown Glass
Petrol Green Blown Glass